ALMAZÁN MIQUEL (1943-2010)

Valls (Tarragona) 1943 - Barcelona 2010

Estudió en la escuela Maestria Industrial de Tarragona y como pintor es autodidacta.



HOMENAJE PICTÓRICO AL PASADO DE ALMAZÁN MIQUEL, por Josep Mª Cadena


Lluís Almazán Miquel (Valls, 1943 – Barcelona 2010) empezó muy joven a manifestarse artísticamente por medio de las ilustraciones gráficas en el mundo editorial. Y aunque este camino profesional le era fácil gracias a su talento, a la vez que crematísticamente provechoso, prefirió el riesgo de una pintura plenamente realista que, estructurada sobre la precisión de su dibujo, le permitiera expresar los sentimientos de una forma más sutil y perdurable.

Sus cuadros, en los que pasado y presente se combinan, son una reflexión sobre el paso del tiempo. Encontramos lecheras, quinqués de petróleo, vehículos de desguace, molas de afilar, botelles vacías, cajas de galletas y otros elementos que una vez tuvieron una vida de utilidad y que ahora permanecen olvidados en un patio trasero o en una habitación de enredos. El pintor, con su sensibilidad, reivindica la dignidad de unos utensilios que, después de hacernos la existencia más fácil, yacen abandonados en un rincón. Estos objetos tienen la virtud de hablarnos tanto de épocas lejanas –cuando había que ir a buscar la leche a las vaquerías, la iluminación no era eléctrica y el afilador se anunciava por las calles con un silbato- como de ilusiones y emociones pasadas –cuando de niños guardábamos pequeños tesoros en cajas de lata y montábamos en bicicleta en el pueblo de veraneo-.

El artista se encuentra cómodo pintando unas casas de pueblo donde la naturaleza está muy presente, en la lejanía, en forma de paisaje, y en macetas que adornan las fachadas. Los tejados tienen un gran protagonismo, ya que expresan el deseo del ser humano de liberarse de las limitaciones matéricas y ascender a un universo de espiritualidad, de la misma forma que el humo escapa por las chimeneas hacia el cielo.

La actividad portuaria es otro tema de interés del pintor, y en la muestra encontramos lienzos que se exhibieron hace poco más de un año en el Museo Marítimo de Barcelona, en una exposición que inauguró el presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Sixte Cambra. El puerto cautiva porque es espacio de intercambio, punto de partida hacia la aventura y meta del viaje emprendido.

La Sala Rusiñol de Sant Cugat cumple treinta y un años de servicio a la pintura y lo ha querido celebrar con una exposición del magnífico artista Lluís Almazán Miquel que invito a ver y disfrutar.






ÚLTIMAS EXPOSICIONES

1995 Galería Horrach Moya, Palma de Mallorca.
  Galería Sant Lluc, Olot (Girona).
  Sala Fortuny, Barcelona.
1997 Galería Horrach Moya, Palma de Mallorca.
  Galería Euroarte, Lisboa (colectiva).
  Artexpo-97. Barcelona (colectiva).
1998 Galeria Sant Lluc. Olot (Gerona).
  La Galería de Arte Convard. Murcia.
  Ambassadors Galleries. New York (EUA) (colectiva).
1999 Galería Mercedes Caso. Madrid.
  Sala Rusiñol. Sant Cugat del Vallés (Barcelona).
  Galería Horrach Moya, Palma de Mallorca.
2000 Galería de Arte Arcadi Calzada. Olot (Gerona).
  Wolfwalker Galleries. Sedona. Arizona (EUA) (colectiva).
2001 Galería Wessel. Cartagena (Murcia).
2002 Galería Wessel. Cartagena (Murcia).
2003 Sala Rusiñol. Sant Cugat del Vallés (Barcelona).
Classic Art Galleries. California (EUA) (colectiva).
2005 Galería Santa María del Mar. Cala d'Or (Mallorca).
Galeria Kurokawa, Toquio (Japón).
2006 Sala Rusiñol. Sant Cugat del Vallés (Barcelona).
2008 Galería Arcadi Calzada, Olot (Girona).
2016 Museu Marítim (Barcelona).
2017 Sala Rusiñol. Sant Cugat del Vallès (Barcelona).

Ver la exposición del pintor(a): 09/2006 - Cuando el presente es nostalgia

Ver la exposición del pintor(a): 05/2017 - 31 Aniversario Sala Rusiñol