BAQUÉS

JOSEP BAQU?S Y SU SIEMPRE JOVEN FORMA DE ACTUAR por Josep M. Cadena

Barroco y surrealista, imaginativo y cl?sico, respetuoso al m?ximo con las formas, pero a la vez transgresor con ellas para hacer combinaciones donde la pesadez se combine con la ligereza, Josep Baqu?s es un pintor que da fuerza a la iron?a por medio de la contraposici?n de las im?genes. Y aunque nos capta por estas, la verdadera fuerza de permanencia de su obra se encuentra en lo que nos explica con ellas.

Yo creo que sabe much?simo y que con su habilidad expositiva puede hacer gran diversidad de cosas. Si quisiera, podr?a meterse en los m?s contrapuestos estilos y triunfar a la vez en la pr?ctica de todos. Pero tiene una honestidad creativa que le impide romper con las normas propias, que por ellas mismas ya son suficientemente transgresoras, pues ha conseguido llevar a la verdadera pintura todo lo que supo demostrar como dise?ador gr?fico que con sorprendentes dibujos en los que licuaba la materia, daba consistencia de carne y hueso a un conjunto de figuras.

Cuando veo los caballos con patas de cig?e?a, as? como cer?micas y soperas que pertenecen a la materia hecha sue?o, siempre pienso que las ideas se encuentran por encima de las realidades de las que provienen. Y creo que Baqu?s sabe muy bien que sin los sentidos no hay pensamiento que se aguante, pero que ha encontrado la forma de que veamos la realidad por sus virtudes trascendentes y no por lo que la misma materia significa como elemento aprovechable en relaci?n a lo que son nuestras necesidades marcadas por el d?a a d?a. ?l siempre va m?s all? y de la riqueza de las formas pasa a la denuncia de la pobreza en los sentimientos, as? como del goce de lo que es agradable nos ayuda a pasar, para que pensemos, a la tristeza por las carencias que continuamente nos presionan.

Yo creo que la obra de Josep Baqu?s tiene una lectura m?s profunda de la que habitualmente se ha hecho de ella. El pintor es un personaje que piensa y que no da ninguna pincelada sin saber que, dentro de las luces y las sombras de cada obra hay una raz?n de vivir de acuerdo a la voluntad trascendental. De la misma forma que cada uno de nosotros tiene que quedar por lo que piensa y hace de verdad, su obra art?stica persigue una salida hacia la permanencia en relaci?n a las futuras generaciones. Por eso tiene la virtud de mantenerse joven ?dejo de lado las edades, que aqu? no tienen nada que hacer- en el pensamiento y en la acci?n pict?rica.

Ver la obra del pintor