CRUAÑAS

Nacido en Mai? de Montcal, Girona 1942, a los dieciseis a?os asiste a clases de dibujo en la Escuela de Arte de Ba?olas dirigida por Joan de Palau i a los diecisiete al estudio del pintor Joan Sibecas en Figueras. Su primera exposici?n individual tuvo lugar el a?o 1970. Desde entonces ha realizado m?s de
doscientas exposiciones entre individuales y colectivas.

Su obra se ha podido contemplar en diferentes lugares de Catalu?a y el resto del Estado, as? como en el extranjero, tal es el caso de Sud?frica, Uruguay, Cuba, Malta, Estados Unidos, Andorra y Francia. Tiene obra en diversos museos y ha obtenido destacados premios en concursos de pintura a nivel nacional. El a?o 1993 la Editorial La Gran Enciclopedia Vasca publica una monograf?a sobre su trabajo, escrita por Joan Carrera y Elena Mar?a Morat?.

Pintor impresionista con tintes abstractos, transmite una vaporosidad especial, dentro de una atm?sfera muy h?meda. El gesto, el efecto lum?nico, la densidad de la paleta y la intensidad crom?tica debido a tonalidades neutras e indicios de cromatismo son las principales caracter?sticas de su trabajo. La tem?tica que prevalece es el paisaje, tanto urbano como rural, donde se aprecian diversos rincones de Normand?a, Par?s, Cadaqu?s, L?Empord?, Barcelona, Venecia, Amsterdam o Nueva York.

JOSEP CRUA?AS Y SU INSISTENTE NOVEDAD por Josep M? Cadena

Josep Crua?as (Mai? de Montcal, Garrotxa, 1942) tiene un natural volc?nico, que rodea con la vaporosidad de sus pinturas, muchas de las cuales tienen al agua como gran protagonista. Aunque sigui? ense?anzas regladas para orientar mejor su innata vocaci?n pl?stica y tuvo muy cerca los ufanos verdes de la Moixina Olotina, pronto se encontr? a si mismo en los canales de Amsterdam y en los de Venecia. Sali? fuera para indagar de la forma m?s intensa en su interior de persona reflexiva y sensible, que calla mucho y escucha con intensidad los latidos de la lluvia y el murmurar del campo, en muchas ocasiones similar al de las olas.

En relaci?n a Josep Crua?as y su obra, tengo que hacer una confesi?n personal. Cuando una persona como yo, que lleva muchos a?os dedicado a la cr?tica de arte en Catalu?a y que sabe por oficio que expone un creativo que ya conoce e incluso admira, es natural que en determinadas ocasiones se imponga un esfuerzo suplementario cuando se presenta la ocasi?n de tratar de la exposici?n que realiza o de presentar cualquier actividad relacionada con ?l. Se hace a gusto, pero hay que imponerse el reto de superar lo que ya se ha dicho antes sobre ?l, para de esta forma huir del posible t?pico o de la repetici?n. Pues bien, en lo que se refiere a Crua?as, sobre quien desde 1985 he escrito en diecisiete ocasiones, siempre me parece que comienzo de nuevo. S? que encontrar? unos temas ya conocidos en otras muestras que le he visto con anterioridad, pero me sorprende porque siempre descubro que ha puesto una mirada, que nunca es la del que vuelve a caminar por espacios conocidos y que se hacen casi intuitivamente. ?l es, a mi entender y en lo que sienten, creo, muchos otros que desde hace tiempo tambi?n le siguen, un creativo que sabe encontrarse con ?l mismo y que siempre encuentra nuevas cualidades en los temas que m?s le interesan. Busca y sigue hasta que conecta con el misterio de la novedad en el ambiente que ha escogido y que espiritualmente le rodea.

Hecha esta confesi?n, hija de la sinceridad con la que siempre Crua?as y yo nos hemos expresado en nuestras amistosas relaciones, es necesario decir que en la presente exposici?n me encuentro satisfecho con ?l y con todo lo que representa. Pienso que ha entendido el mensaje de la Naturaleza y la voluntad del ser humano de sentirse dentro, una y otra vez, de lo que es esencial y que por eso nunca deja de ser nuevo.

Bibliografía: en 1994 se publica "Cruañas", de J. Carreras i Péra & M. Elena Morató, dentro de la colección "Maestros Actuales de la Pintura y Escultura Catalanas".

Ver la obra del pintor