Blog

Inauguración de Joan Martí (16 octubre 2009)

01-joan-marti1He aquí un Joan Martí. El pasado mes de febrero traspasó el umbral de la vida temporal. Se marchó, pero no nos dejó; más bien nos espera. Mientras tanto, nos acompaña con su obra, sobre todo, su mejor “obra”: familia y amigos. Ellos se han dado cita en la Sala Rusiñol; ellos mismos nos trazan el perfil (ésta vez, “no rápido”) del pintor añorado: entra a ver las “Últimas obras de Joan Martí. Exposición homenaje”. ¡Gracias, Joan, por tanta belleza!

02-joan-martiIgnasi Cabanas, director de la Sala Rusiñol, nos da la bienvenida y saluda a quienes presiden la presentación de esta exposición-homenaje: particularmente a Encarnita, viuda de Joan Martí; al alcalde de Sant Cugat del Vallès, el Sr. Lluís Recoder; a los señores Manel Guardiola y Jordi Bech,  amigos íntimos de Joan; y, ¡cómo no!, Josep Mª Cadena, también veterano conocedor de la persona y obra del pintor homenajeado.
03-joan-marti «¡Esta exposición estaba programada desde hace años! Pensando en este otoño del 2009, Joan fue trabajando. Vaya por delante mi agradecimiento a Encarnita, que ha querido mantener el compromiso y la fecha de esta exposición. Con Joan habíamos trabado una relación importante. En los últimos años, venía frecuentemente a la Sala: tomaba su paseo y éste era el punto de llegada: estaba un rato con nosotros y, luego, un taxi le devolvía a casa. Le recuerdo como una excelente persona; se merece un gran homenaje».
04-joan-marti Manel Guardiola recordaba con emoción cuando acompañó a Joan Martí a Madrid, el pasado 15 de enero, en la que sería ya su última exposición en vida. «Y, si bien ahora no está aquí, nos ha dejado cosas importantes: Encarnita, los hijos… Y también nos ha dejado su mejor forma de expresión: los cuadros, expuestos por todo el mundo (América, Europa, Japón…). Tenía una gran percepción de la figura humana: impresionan los retratos que hizo del Rey Juan Carlos, de Jordi Pujol… Y el de la final del Barça, en Wembley. Era un gran dibujante. Solía decir: ‘Yo pinto, y nada más’. Su obra es única e irrepetible; forma parte de la historia pictórica de este país».
05-joan-martiEl Sr. Jordi Bech reveló detalles muy entrañables de la historia de Joan. «Compartimos amistad desde jovencitos. Tenía por la pintura y el dibujo una estima profunda y especial. Recuerdo que, ya desde los 12 años, cuando jugábamos, él aprovechaba para sacar papel y lápiz y ponerse a dibujar. Conservamos muchos retratos y apuntes que él hacía, simplemente, porque lo llevaba dentro. Fue un pintor vocacional y disfrutaba con lo que hacía (…)».
06-joan-marti2Josep Mª Cadena, veterano conocedor del ambiente cultural y artístico de Barcelona: «Le conocí, entrado ya en la actividad pictórica, en “La puñalada”, un lugar en el que se reunían pintores -mayormente figurativos- con coleccionistas y críticos de arte. Yo comenzaba en aquél momento. Los que estaban allí se expresaban con libertad. Joan se ponía serio cuando se discutían conceptos acerca de la pintura. Él empezó siendo “portadista”: realizaba portadas e ilustraciones de novelas (…). Creía en el arte y en el progreso dentro del arte. De hecho, hubiese podido ser siempre portadista: hubiese sido más seguro. Pero buscó lo más difícil: arriesgarse ante cada cuadro, arriesgarse ante la vida».
07-joan-marti2«Joan usaba un pseudónimo muy significativo: Petronius. Él era el árbitro de la elegancia: en la dicción, en el contenido, en la presentación de las cosas. El arte había de ser una manera de llegar a los otros dando una lección sobre los modos, sin estridencias, con equilibrio en el color. Sabía encontrar la luz y la sombra. Por ejemplo, (…) ahí veis el cuadro del “Monestir”, que muestra la fuerza del sol sobre la fachada de este edificio que distingue a la ciudad (…)».
08-joan-marti1«Trabajó en diversos países y participó en colecciones internacionales. Pero, a la vez, vivió con intensidad lo que tenía más cerca: Sant Cugat del Vallès, donde encontró tranquilidad. Fue amando a la ciudad y se fue integrando en la sociedad “sancugatenca”: los cuadros lo demuestran. Amaba a las personas y era amigo de los amigos. Aquí mismo, en la entrada, tenemos un dibujo-retrato de Francesc Galí hecho por Joan. Era una persona abierta, comprensiva. A pesar de su semblante distante, como podéis apreciar en el cuadro del escaparate de la Sala, su poder era la comprensión de la gente».
09-joan-marti1 Lluís Recoder, alcalde de Sant Cugat: «Encarnita me invitó a esta inauguración de Joan y no he querido perdérmela. Ésta es su primera exposición después de su muerte. Encontrarnos en medio de estos cuadros nos hace revivir muchas cosas. Con una técnica exquisita, nos ha dejado muy buena obra, con muchos rincones de la ciudad de Sant Cugat, que él amó, que hizo suya, muy propia. Hay un cuadro del Carrer Valldoreix, donde hay una zapatería: allí estaba yo un día, cuando aparecieron Joan y Encarnita, y me ayudaron a elegir unos zapatos (¡que todavía tengo!). Nos quedó una cosa pendiente: era muy generoso y se nos ofreció a dar clases gratuitas. Lo estudiamos, pero ¡no pudo ser!, porque la administración es muy complicada… Así era Joan: optimista, generando buen ambiente y buena sintonía».
MÁS FOTOS DE LA INAUGURACIÓN

10-joan-marti

13-joan-marti1
14-joan-marti
15-joan-marti
16-joan-marti
17-joan-marti
18-joan-marti1
19-joan-marti
20-joan-marti
21-joan-marti
23-joan-marti
24-joan-marti
12-joan-marti5
25-joan-marti

Did you like this? Share it!

0 comments on “Inauguración de Joan Martí (16 octubre 2009)

Leave Comment