HUMILLADERO, 1957 Manel Doblas

Busca los espacios altos al captar la verticalidad de los rascacielos y describe estaciones de tren abandonadas porque no le interesa nada la espera, sino que busca salidas hacia el horizonte.

Manel Doblas nos describe el paso del tiempo; de un tiempo que él, en el fondo, quisiera que fuera tan rápido como el tren de su imaginación plástica.

BIOGRAFÍA

Estudió dibujo y diseño gráfico en la Escuela Massana de Barcelona y serigrafía a Zúrich (Suiza). Su primera exposición individual data del año 1986. Ha participado en varias bienales y ha sido galardonado con importantes premios de pintura. Encontramos obra suya a varios museos como el Museo Abelló en Mollet del Vallés, el Museo de Tossa de Mar en Girona, el Legado de Arte Francesc Galí en Palamós …

MANEL DOBLAS SIEMPRE ADELANTE

por Josep M. Cadena

Con las primeras luces, las sombras que llegan con la progresiva claridad de la mañana, el voluntario olvido de los esclatants mediodía, las tardes y la entrada por la noche, Manel Doblas nos describe el paso del tiempo; de un tiempo que él, en el fondo, quisiera que fuera tan rápido como el tren de su imaginación plástica, que, raudo, va por vías que actualmente constituyen una parte importante de su obra.

Manel Doblas, nacido en Humilladero (Málaga) en 1957, pero formado desde muy joven en Cataluña y con una mentalidad bien arraigada entre nosotros, lleva bastantes años como pintor. Seguí el camino de las colectivas a partir de 1981 y realizó su primera exposición individual en 1992, precisamente en esta misma Sala Rusiñol donde ahora nos lo encontramos de nuevo. Ha ganado muchos premios en diversidad de lugares y no le ha hecho nada participar con asiduidad -aunque lo hace- en concursos de pintura rápida en todo el estado español. Esto, que para otros puede resultar un estorbo, porque después de ayudar a ganar soltura ya encontrar fórmulas propias que definan el estilo muchas veces lleva a arbitrar formas recurrentes, en su caso ha representado un sistema altamente útil para encontrarse consigo mismo y poder decir con propiedad lo que desea.

Sólo los que tienen miedo a explicar creen que muy pronto se encuentran a sí mismos. Y los que tienen un pensamiento que siempre barrena -este es el caso de Manel Doblas- nunca dejan de sentir la inquietud de ir adelante. Por eso este pintor del que ahora vemos lo que acaba de hacer, busca los espacios altos al captar la verticalidad de los rascacielos y describe estaciones de tren abandonadas porque no le interesa nada la espera, sino que busca salidas hacia el horizonte que marcan las vías de hierro que, superados los cruces, son fijas porque sirven al movimiento interior de las personas.

Manel Doblas ha cambiado en su forma de expresarse y lo ha hecho para mejor. Dotado para la expresión plástica y con dominio de la técnica, no se detiene sino que avanza.

Obras disponibles

 CRUCES

Técnica mixta/tela 130×162 cm

Exposiciones